Saber más

slider_reishi_ingredientes
Popularmente siempre se ha dicho que, si queremos mantener al médico alejado, basta con tomar una manzana diaria (del inglés. ‘an apple a day keeps the doctor away’). La ‘carne’ de las manzanas no sólo es una fuente de fibra soluble, sino que contiene unas sustancias llamadas polifenoles (también presentes en su piel), con importantes bondades para nuestra salud cardiovascular. Estudios con humanos consumiendo durante un mes 5 variedades de manzanas, sacaron a relucir que una variedad de manzana de origen italiano conocida como ‘Annurca’, destacó entre las demás (Red Delicious, Granny Smith, Fuji y Golden Delicious) por ser la que mayores bondades desplegó a la hora de aportar un efecto saludable sobre los niveles de colesterol sanguíneos. Este hecho inició una intensa labor investigadora sobre esta variedad de manzana. Estudios posteriores usando extractos purificados de polifenoles de dicha manzana, realizados tanto en células como animales y humanos, demostraron su gran potencial como apoyo cardiovascular a la hora de de aportar un efecto saludable sobre los niveles de colesterol sanguíneos. Este hecho inició una intensa labor investigadora sobre esta variedad de manzana.
slider_reishi_ingredientes
Su fruto tiene reconocidas bondades digestivas, promoviendo la secreción de bilis (efecto colerético) y mejorando con ello la actividad digestiva y la motilidad intestinal. El hígado es el órgano responsable de la fabricación de aprox. 85% del colesterol sanguíneo y la dieta, sólo contribuye con aprox. un 15% ,por tanto, una función hepática bien regulada es esencial para mantener un metabolismo del colesterol adecuado. Las bondades coleréticas y hepato-estimuladoras de la alcachofa se deben en parte a su contenido en derivados del ácido cafeico (ácidos cafeolquínicos), entre los que destaca la cinarina, un fenol de gran relevancia por sus bondades hepatoprotectoras así como en su apoyo al metabolismo del colesterol.
slider_reishi_ingredientes
El hidroxitirosol (HT) es un fenol derivado de las aceitunas utilizadas para la fabricación del aceite de oliva virgen extra (AOVE) (ej. picual, arbequina, etc.). Sus bondades cardiosaludables han sido ampliamente estudiadas y la propia EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) dio fe de ello en 2011 declarando que: Los polifenoles de la aceituna contribuyen a la protección de los lípidos sanguíneos frente al estrés oxidativo (HT> 5 mg/día). Concretamente, el HT impide que el colesterol LDL se oxide. Una oxidación del LDL implicaría una mayor facilidad para que se adhiera a la pared interna de los vasos sanguíneos (endotelio vascular), y con ello formar placas de ateroma que pueden comprometer el fluir de la sangre por los vasos sanguíneos. Pero más aún, diversos estudios apuntan hacia una implicación del hidroxitirosol en la mejora del perfil lipídico así como posiblemente de la tensión sanguínea. Añadido a lo anterior, el HT mejora el rendimiento energético de las células y su oxigenación y además, es una de las moléculas naturales con mayor poder antioxidante conocido. Para NUA, la importancia del Hidroxitirosol es capital y prueba de ello es que fuimos uno de los pioneros en Europa en apostar por este gran nutriente al sacar, en 2017, un complemento sólo a base de HT llamado Hidroxinua ®25 (25 mg HT/perla). Más aún, dadas sus reseñables bondades, el HT forma parte de otras formulaciones de NUA tales como NuaDerma®, CardioNuaEPA® o AndroNuaDHA® (para más detalle consultar sección de Productos en www.nuabiological.com).
slider_reishi_ingredientes
Conocida como la ‘vitamina del sol’ ya que, cuando la radiación ultravioleta (UVB) incide sobre nuestra piel activa al colesterol situado bajo la misma. Produce una sustancia que es procesada por el hígado seguido del riñón que finalmente resulta en la fabricación endógena de vitamina D. Esta última, será utilizada por nuestro organismo para asimilar el calcio de la dieta. Sin embargo, la vitamina D tiene una importancia capital en nuestra salud y cada vez es mayor el volumen de literatura científica que avala las numerosas bondades de esta gran vitamina en ámbitos ‘extra-esqueléticos’. La presencia de receptores de vitamina D en numerosos tejidos corporales (ej. músculo esquelético, músculo cardiaco, células endoteliales, células inmunes o células cerebrales), da una idea de su protagonismo a lo largo de nuestro cuerpo. A nivel cardiovascular, la vitamina D se asocia con una mejora en los niveles del colesterol HDL o de la tensión sanguínea entre otras. Una vez más, conscientes de su gran papel en distintos ámbitos de nuestro organismo, la vitamina D está presente en varios complementos de NUA como son: Reishinua® Bebible, NuaDerma®, CardioNuaEPA® o ahora en NuaLipid®. La vitamina D utilizada en todos los productos NUA es la D3, cuya biodisponibilidad y acción es superior a la D2.

Noticias relacionadas