Nua EPA: Saber más

slider_reishi_ingredientes

Saber más

Hay que saber que los efectos del EPA son dosis dependientes, si no se alcanza la dosis adecuada no se alcanza el objetivo, ya que se requiere la toma de 7-15 días para que el EPA se deposite en las membranas celulares y se empiecen a ver sus efectos, y tras su toma, sus efectos desaparecerán en 2-4 semanas. Por otro lado, no hay peligro de que el cuerpo acumule un ‘exceso’ de EPA, ya que el tiempo de ‘residencia’ de estos ácidos grasos en la membrana celular es limitado y constantemente son liberados de la misma, para luego ser transformados por el organismo en sustancias derivadas del EPA que el cuerpo ‘gasta’. Por este mismo motivo, para beneficiarse de las bondades de estos ácidos grasos, es preciso mantener su toma de forma más o menos regular.

DIFERENCIAS ENTRE NUADHA Y NUAEPA

Los aceites marinos del pescado azul (es decir, de aguas frías como ej. anchoa, atún, chicharro, salmón etc.) contienen numerosas grasas y entre ellas hay un tipo que es de especial interés para el hombre y que se conocen como las grasas omega-3. Dentro de estas hay varias, pero las 2 más importantes son el DHA (ácido docosahexaenoico) y el EPA (ácido eicosapentaenoico). Es decir, tanto el EPA como el DHA son omega-3. Tradicionalmente, los productos comerciales a base de omega-3, incluían diferentes proporciones de DHA y EPA, ya que así es la manera en la que están presentes en la grasa del pescado azul. No obstante, con el paso de los años y tras numerosos estudios, se ha visto que cada uno de ellos actúa de forma diferente en nuestro cuerpo y cada uno tiene propiedades distintas y efectos fisiológicos beneficiosos distintos en nuestro cuerpo. Por otro lado, hay dos colectivos en los cuales es preferible ser cauteloso con el EPA:

 

–  En mujeres embarazadas y niños pequeños

–  En el caso de personas bajo terapia anticoagulante

Por estos motivos, en NUA decidimos separar los dos ácidos grasos en dos productos distintos NuaDHA y NuaEPA. Esto nos permite trabajar con dosis elevadas de cada ácido graso y adecuar la toma de uno u otro las necesidades de cada persona, ya que a veces únicamente es necesario tomar DHA, otras veces sólo EPA y otras ambos.

ACLARANDO CONCEPTOS SOBRE LOS OMEGA-3

Mucha gente piensa que los omega-3 marinos son fabricados por los animales marinos, pero esto es falso, ya que el pescado es un mero ‘acumulador’ de omega-3 (DHA y EPA). Quien “fabrica” el omega-3 es el fitoplancton marino, unas células vegetales microscópicas, responsables de dar ese color verde-azulado característico al agua de mar. Estas células son consumidas por unos animales microscópicos llamados zooplancton, el cual a su vez es consumido por pequeños crustáceos o peces, que luego son consumidos por animales más grandes y así  sucesivamente, se va acumulando mayor cantidad de omega-3 en la grasa corporal del animal marino, cuanto mayor sea su tamaño (desde el pescado a las focas etc.). Por ello, el EPA y DHA del aceite de krill o de pescado son, molecularmente hablando idénticos, por lo que la única diferencia será la cantidad de ácido graso que acumule en su cuerpo el krill (pequeño crustáceo) y los diferentes pescados azules.

 

Entonces, ¿qué diferencia el aceite de krill del aceite de pescado?

–  El krill, de forma natural tiene un antioxidante natural anaranjado llamado astaxantina. En nuestro caso, al carecer el pescado de dicha sustancia, utilizamos como antioxidante una fuente natural de vitamina E (libre de soja).  En ambos casos, el antioxidante tiene por objeto evitar la oxidación del aceite contenido en la perla hasta su consumo y en ningún caso tiene la capacidad de aportar un efecto antioxidante a nivel de todo nuestro organismo, ya que las cantidades utilizadas son muy pequeñas.

–  Por otro lado, en el krill, el EPA y DHA están presentes en forma de fosfolípido, mientras que en el pescado están en forma de triglicérido. Refiriéndose con estos términos (fosfolípido o triglicérido), al ‘vehículo’ en el cual están montados el EPA y DHA.

La dieta grasa de los humanos se consume mayoritariamente como triglicéridos (hasta un 90% de las grasas dietéticas) y el 10% restante es en forma de fosfolípidos, ceras y colesterol. Por tanto, en este sentido, los humanos estamos adaptados para asimilar ambos sustratos.

¿PUEDE EL OMEGA-3 TENER SU ORIGEN EN PESCADOS CRIADOS EN UNA PISCIFACTORÍA?

Respecto a si el omega-3 proviene de pescados salvajes o de piscifactoría, los omega-3 necesariamente se obtienen de pescados salvajes, ya que los pescados criados en piscifactorías carecen de omega-3. Muchos pescados que típicamente son cultivados en piscifactorías (ej. dorada, lubina) son pescados blancos, los cual apenas tiene omega-3. Además, su alimentación suele ser a base de ‘piensos’ y no del fitoplancton marino existente en el medio natural. Por tanto, la mejor fuente para obtener omega-3 marino es de pesquerías salvajes sostenibles, que es la fuente utilizada en NUA para sus suplementos de omega-3.

OXIDACION Y OTRAS PREGUNTAS

¿Es posible la oxidación del aceite del pescado una vez ingerido?

+  Los omega-3 de pescado, en virtud de su estructura química, son más vulnerables que otras grasas alimentarias a la oxidación. Para el caso de los aceites NUA, mientras están dentro de su perla están protegidos frente a la oxidación por la vitamina E que acompaña al aceite. En el caso del aceite de Krill sería la astaxantina que lleva, otro tipo de antioxidante, quien le confiere protección. Por tanto, en ambos casos, mientras el aceite está en su perla está protegido.

Una vez que ha ingresado en nuestro cuerpo, tanto el aceite de pescado como el de krill como cualquier otra grasa ingerida susceptible de ser oxidada, son procesadas en su conjunto por el sistema digestivo. En el momento que estos omega-3 ingresan en el cuerpo, el poder antioxidante que pueda haber en una perla de producto, se difunde en el cuerpo, y ahora, lo que entra en juego es la carga antioxidante total con la que ese cuerpo cuenta en su día a día.

Nuestro cuerpo está sometido diariamente a una carga oxidativa derivada en parte de procesos fisiológicos internos y también de procesos externos (ej. contaminantes del aire, pesticidas y otros tóxicos químicos ingeridos con los alimentos, radiación UVA etc.). Esta carga oxidativa si fuera excesiva, sería dañina para el cuerpo, de ahí que sea necesario contrarrestarla con una carga antioxidante adecuada. Este poder antioxidante lo recibimos a través de la dieta, fundamentalmente de frutas y verduras que son los más ricos en sustancias antioxidantes. Como si de un balance contable se tratara, lo ideal sería que diariamente ingresáramos a través de los alimentos, una carga antioxidante suficiente como para contrarrestar la carga oxidativa generada. Si la cantidad antioxidante ingresada fuera insuficiente, entonces el balance global se decantaría hacia la oxidación y con ello, sus elementos protagonistas, los radicales libres, tendrían ocasión de dañar células y tejidos.”

+  Por tanto, una vez ingerida la perla de aceite de pescado, la oxidación o no del aceite dependerá de la carga oxidativa que tenga cada individuo en su cuerpo.

¿Qué pasaría si tomase un aceite oxidado o que yo tenga en mi cuerpo un exceso de radicales libres? ¿Me haría efecto?

Un aceite oxidado es sinónimo de un aceite ‘enranciado’. Por tanto, sus bondades saludables sin duda se van a ver mermadas o desaparecerán, y aparte, según la cantidad ingerida, podría ser nocivo para el sistema digestivo.

Referencias de interés:

  • Mickleborough TD et al., (2008) Eicosapentaenoic acid is more effective than Docosahexaenoic acid in inhibiting proinflammatory mediators production and transcription from LPS-induced human asthmatic macrophage cells. Clinical Nutrition 28 (1): 71-77.
  • Gillies PG et al., (2012) Regulation of inflammatory and lipid metabolism genes by eicosapentaenoic acid rich oil. Journal of Lipid Research 53: 1679-1689.
  • Wann AKT et al. (2010) Eicosapentaenoic acid and docosahexaenoic acid reduce interleukin 1-mediated cartilage degradation. Arthritis Research & Therapy 12: R207
  • Bang HO& Dyerberg J (1980) Plasma lipids and ischemic heart disease in Greenland Eskimos.Adv Nutr Re 3: 1-22
  • Grimsgaard S et al., (1997) Highly purified eicosapentaenoic acid and docosahexaenoic acid in humans have similar triacylglycerol-lowering effects but divergent effects on serum fatty acids.Am J Clin Nutr 66:649–59
  • Holub BJ (2009) Docosahexaenoic acid (DHA) and cardiovascular disease risk factors.Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids. 81(2-3):199-204.
  • Lavie CL et al., (2009). Omega-3 Polyunsaturated Fatty Acids and Cardiovascular Diseases.Journal of the American colleague of cardiology 54(7): 585-594
  • Lee et al., (2008) Omega-3 fatty acids for cardioprotection.Mayo Clin Proc 83: 324-32
  • Miller M et al. (2011) Triglycerides and cardiovascular disease: A Scientific Statement from the American Heart Association. Circulation 123: 2292-2333.
  • Deepak L. et al., (2019) Cardiovascular Risk Reduction with Icosapent Ethyl for Hypertriglyceridemia, N Engl J Med 2019; 380:11-22
Puedes comprar Nua EPA en farmacias, parafarmacias, dietéticas y herbolarios, o bien a través de nuestra tienda online NuaShop.

Noticias relacionadas

Glaucoma y suplementación
Nuestro laboratorio, Nua Biological Innovations SL, ha participado con la Unidad de Investigación Oftalmológica Santiago Grisolía/FISABIO y la Universidad de
Leer mas