Apoyo de la fertilidad masculina con complementos alimenticios

Apoyo de la fertilidad masculina con complementos alimenticios

Se dice que una pareja tiene problemas de fertilidad, si no consiguen un embarazo tras un año de relaciones sin medidas preventivas (ej. preservativos, píldora etc.).

En Europa, cerca de un 50% de los problemas de fertilidad detectados se debe a la mala calidad del esperma del hombre, una cifra que, en los países árabes, puede elevarse hasta el 60-70%. En numerosos casos de infertilidad, la causa es que el hombre tenga un esperma de mala calidad, como puede ser:

  • oligozoospermia: cuando la cantidad de espermatozoides es demasiado baja.
  • astenozoospermia: en este caso, los espermatozoides avanzan poco cuando se mueven.
  • teratozoospermia: los espermatozoides tienen una morfología anómala.
  • necrozoospermia: hay muchos espermatozoides muertos.

Cuando esto ocurre, se suele recurrir a clínicas de fertilidad y utilizar técnicas de “fertilización in vitro”. Sin embargo, estas técnicas ‘no mejoran’ la calidad del esperma, sino que seleccionan ‘los mejores’, de forma que el esperma elegido fecunde el óvulo con éxito.

Existen posibilidades de ‘mejorar la calidad del esperma’ con la toma de determinados complementos alimenticios.

En la literatura científica abundan los estudios sobre el efecto de determinados ingredientes naturales en la calidad del esperma. En este sentido, hay 5 nutrientes cuyas aportaciones a la calidad del esperma son indiscutibles: zinc, cobre, ácido fólico, vitaminas C y E.

No obstante, recientes estudios han demostrado cómo existen otros nutrientes, como el hidroxitirosol de la aceituna o el DHA (omega-3 marino presente en), que también son capaces de mejorar la movilidad del espermatozoide, su número, así como la estructura del material genético (ADN).

El hidroxitirosol se encuentra presente en nuestro suplemento Hidroxinua25® y el DHA en Nuadha1000® , NuaDHA500® y NuaDHA400®  Ambos componentes forman parte de la formulación de AndroNuaDHA®, específicamente destinado a apoyar la fertilidad masculina.

Por todo ello, el potencial que un complemento alimenticio de apoyo a la fertilidad masculina puede ofrecer es mucho más amplio de lo que uno pudiera imaginar:

  • Fecundación natural: capacidad de optimizar la calidad del semen. Desde que se forma un espermatozoide hasta que madura, pasan unos 3 meses. Un hombre que tome en este periodo un suplemento de apoyo, aun no siendo infértil, tiene la oportunidad de contribuir a aportar una máxima calidad de nutrientes para así fabricar un esperma con una calidad máxima.
    Nota: Las mujeres no pueden hacer eso con sus óvulos, puesto que nacen con todos los óvulos que van a usar en su vida.
  • Problemas de infertilidad: para mejorar calidad del semen tanto si se usan o no Técnicas de Reproducción Asistida, aumentando las probabilidades de éxito.
  • Criopreservación: su toma antes de congelar el esperma, mejora la calidad del semen tras su descongelación.